lunes, 14 de julio de 2008

Julio poético 6


Jueves cultural en La Macarena.
Inauguraciones en varias galerías.
Calentamiento previo en EN OBRA.
Manolo decreta la noche del Dry Martini.
No recuerdo la última vez que bebí uno.
Se nos une Paula, joven actriz emergente.
Paula afirma que todos nacemos con dos Martinis menos.
No tardamos en pedir el segundo Dry.
Comentarios recogidos al vuelo:
- el Dry Martini viene a ser como los pechos de la mujer, uno no es suficiente y tres un exceso (sólo válido en películas de mutantes como Total Recall).
- el Dry Martini iba a ser la bebida del agente 007 pero, debido al patrocinio de una marca de Vodka, se cambió por el Vodka-Martini
- cualquiera puede comprobar que el Vodka-Martini (agitado o batido) es un trago bastante desagradable.
- El Dry Martini da una nota bastante peculiar.
Recorremos la galería Valenzuela Kleener a buen ritmo.
Nos encontramos con algunos amigos en el magnífico patio interior.
Cambiamos rápidamente de galería.
La galería Mundo está más animada.
Una vuelta rápida y de regreso a EN OBRA.
Me pregunto si Nerea Calvillo tiene una teoría sobre el Dry.
Repetimos: otra galería, otro Dry Martini y final en casa cantando a Juan Gabriel.
¡Nos hubiéramos en quedado en casa, huevones!

Leo en El País que Tom Waits está de gira por España.
¿Qué opinará Tom sobre el Dry Martini?
El periodista Carlos Boyero tampoco lo sabe pero escribe un artículo magnífico del que extraigo esta parte, que me parece muy poética.

“Sólo faltaba uno de los más grandes. Es más que un músico, que un cantante excepcional, que un showman, que un actor, que un símbolo. Es un estado de ánimo, es el delirio y el analgésico del perdedor, es llenar de belleza el volcán y el desastre cotidiano, es de las cosas más profundas que te pueden ocurrir cuando tienes el hígado roto y el corazón jodido, es el corazón del sábado noche, es el último tren a la ciudad, es las cosas del corazón, es el suelo inmensamente frío, son los halcones nocturnos en el diner, es la chica de Jersey, es noviembre, es el tiempo, es nadie, es la hermosa enfermedad, es la droga que logra establecer una tregua con mis dolores más profundos, es la autodestrucción y la necesidad de vivir, es la autocompasión y el desgarro, es las entrañas de la soledad y del desamparo, es la chulería indefensa y la sensualidad del amanecer, es la necesidad de irse y de quedarse, es la elegía y la obsesión, es un individuo de pinta inquietante y voz incomparable llamado Tom Waits.”

El artículo completo en
http://www.elpais.com/articulo/cultura/elegia/volcan/Tom/Waits/elpepucul/20080711elpepicul_3/Tes

6 comentarios:

David dijo...

carísimas las entradas para a ver a Tom Waits. Nos quedaremos con la pedrea John Maus que es más crooner de baratillo pero del que estoy enamorado desde hace tiempo:

Artist: John Maus
Song: Do Your Best
Album: Love is Real

http://es.youtube.com/watch?v=HDOMk_pGacA

María Antonia dijo...

Marc, tu eres como un dandy falsificado.

Martín dijo...

El otro día salí con una niña que nunca había tomado bebida alguna en copa de Martini, tomamos un Peach Martini, o algo así, bueniiísimo, luego mando foto. El próximo será en tu nombre, pero no será dry, no me gusta.
Que buena vida la de Bogotá. Imposible ir mientras tu estés allá, pero el día que vaya este blog será mi guía.

Marc dijo...

Grande John Maus.
Lo pongo en cada reunión que se organiza en casa de Manolo.

Las ciudades que empiezan por B tienen algo especial: Barcelona, Berlín, Bogotá, Buenos Aires...

¿falsificado u original de copia?

Martín dijo...

Barquisimeto, Brixton, Bora Bora, Barbados...

María Antonia dijo...

Quedó pendiente aclarar que lo del dandy falsificado no es para nada despectivo. Debí haber dicho dandy de contrabando quizás. Es esa mezcla de dandy y comprador de CD piratas a la que me refiero, mucho más interesante que los dandys puristas del viejo continente.