lunes, 7 de julio de 2008

Julio poético 4


Domingo tranquilo en Bogotá. Leo un rato, paseo por la Candelaria y visito a la magnífica librería del Fondo de Cultura Económica. Allí me encuentro con su directora, Andrea, una argentina con la que siempre comparto opiniones sobre libros, sobre bares y sobre lo bien que tratan los bogotanos a los foráneos. Hablamos también de próximos proyectos en común. Ambos buscamos contribuir en algo a cierta agitación cultural que intuyo se está gestando en esta ciudad. Mientras tanto, en mi lejana tierra, se ha votado una moción de censura contra el presidente del F.C. Barcelona, Joan Laporta. Para muchos catalanes, la presidencia del Barça es más importante que la de la cada vez más devaluada Generalitat de Catalunya. Como socio del club, desde hace más de veinte años, me parece insólito que se haya convocado una votación ontra un presidente que sacó al club de un pozo económico, deportivo y moral al que le habían llevado los tres presidentes anteriores, todos ellos vinculados con el Opus Dei, la extrema derecha y las mafias de las empresas constructoras. Estoy de acuerdo que Laporta ha tardado demasiado en desmantelar el coffee-shop holandés en que se había convertido el vestuario pero seguro que ahora, con Pep Guardiola al mando, este mismo vestuario se parecerá más a una biblioteca que a un puticlub. Que por razones digamos teatrales, un grupito de socios quiera cambiar al presidente antes de tiempo, me parece cuanto menos absurdo. El respetable no entiende que echar a gritos a su chofer en un semáforo del centro de la ciudad, bajarse los pantalones en pleno aeropuerto indignado con las fascistas medidas de seguridad o enfrentarse a los hinchas radicales llamándolos delincuentes son sólo pequeñas muestras de rebeldía, peticiones de cariño, faltas de autoestima, necesidad de reconocimiento social. Pero claro, a la burguesía catalana no le gustan estas salidas de tono. Prefieren el “seny” a la “rauxa”. Prefieren el lloro a la sonrisa, el mártir al triunfador, el derrotismo al hedonismo. En fin, pobre Barcelona.
Recupero una letra poética de Joan Manuel Serrat dedicada a uno de los grandes futbolistas de todos los tiempos, Kubala.
Kubala
Pelé era Pelé y Maradona uno y basta.
Di Stéfano era un pozo de picardía.
Honor y gloria a quienes hicieron brillar
el sol de nuestro fútbol de cada día.
Todos tienen sus méritos;
a cada quien lo suyo,
pero para mí ninguno como Kubala.
Se ruega al respetable silencio,
que para quienes no lo han gozado diré cuatro cosas:
La para con la cabeza,
la baja con el pecho,
la duerme con la izquierda,
cruza el medio campo
con el esférico pegado a la bota,
se va del volante
y entra en el área grande rifando la pelota,
la esconde con el cuerpo,
empuja con el culo
y se sale de espuela.
Se mea al central
con un tuya mía con dedicatoria
y la toca justo
para ponerla en el camino de la gloria.
Viva el conocimiento y la alegría del juego
adornada con un toque de fantasía.
Fútbol en colores, bocado de 'gourmet',
encaje de ganchillo, canela fina.
La para con la cabeza,
la baja con el pecho,
la duerme con la izquierda,
cruza el medio campo
con el esférico pegado a la bota,
se va del volante
y entra en el área grande rifando la pelota,
la esconde con el cuerpo,
empuja con el culo
y se sale de espuela.
Se mea al central
con un tuya mía con dedicatoria
y la toca justo
para ponerla en el camino de la gloria.
Permitidme glosar la gloria de estos hechos
como hacían los griegos años atrás
con la alegría de quien ha jugado a su lado
y lleva su retrato en la cartera.

5 comentarios:

actodefe dijo...

Insólito y absurdo. Injusto tambien. La memoria es corta. Los intereses siempre son los intereses. Laporta sacó al Barcelona del marasmo y las incosistencias.
Veremos que pasa esta temporada. Nada está claro. Lo unico claro, eso si, es que estaremos ahi, hinchando como siempre.
¿Y que es de la vida de Rijkaard?

María Antonia dijo...

Hombre Marc esa canción la tendrías que haber puesto en catalán!

María Antonia dijo...

También me gusta la foto de tu pequeño altar personal y portátil.

¿Qué es esto? dijo...

Hombre, esa zurda oportunista de cara al gol vale su fichaje para la bohemia bogotana. Déjeme ver cómo echo mano de la cartera para traerle de vuelta al club del cual nunca debió salir... Abrazos blaugranas.

Pd.- María Antonia, te amo.

fon dijo...

Eso: fútbol, fútbol!!!! ... y luego, algo de literatura!!