miércoles, 24 de septiembre de 2008

Setiembre viajero 8


Me llevé de Caracas el cuarto número de la 2021 Pura ficción, especial Mario Bellatin. Un especial que no incluye ningún texto de Mario, ni sobre Mario, ni a favor de Mario, ni siquiera relacionado con nuestro perro favorito, el gran Perezvon. Pura literatura. Puro cuento. Me gusta esta revista. En primer lugar porque la hacen mis amigos. Y uno es incondicional con los amigos. Sobre todo, con los buenos amigos. Me gusta la revista, en segundo lugar, por su nombre. Sobre este asunto circulan varias suposiciones y leyendas, sobre las cuáles no me voy a pronunciar. Los que seguimos la actualidad bolivariana sabemos de lo que hablamos. Sabemos que vivimos en una ficción escrita por un libretista con mala letra. Sabemos que no vale la pena llorar por un país inventado ni por otra compilación de Arráiz Lucca. Me gusta, en tercer lugar, porque está diseñada en Argentina. Ya he hablado de esto antes. Uno escoge los países con los que quiere vincularse. Me gusta, también, porque no me publican a mí. La amistad no consiste en hacer favores literarios. Me gusta aún más el blog de la revista. Me gusta porque los escritos son anónimos. Me gusta porque, con el tiempo, los anónimos ya no lo son tanto. Me gusta porque los textos son como tracks de un Hotel Costes tropical. Me gusta porque el editor, si es que existe, es un DJ de la literatura, una estrella del rock literario, un sobreviviente. Me gusta porque Martín Castillo es el fotógrafo de guardia. Me gusta por los títulos de los post. Me gusta por ficciones como ésta.
http://2021pf.blogspot.com/2008/08/postmodernistas.html

Me gusta, finalmente, porque siento en el blog el espíritu del gran Efraim Medina Reyes.
“Uno puede compartir tiempo y espacio con una mujer por sexo, dinero o en el peor de los casos amor. El amor por una mujer es de alguna forma humillante, es un sentimiento que socava nuestra autoridad y control, un extraño y grave malestar de los sentidos, algo que tarde o temprano hará que sintamos asco de nosotros mismos. La amistad, en cambio, es un don, un don exclusivo de hombres, una fuerza desapasionada y sobria, un punto de equilibrio, un nuevo atributo, un encantamiento limpio porque excluye el sexo, porque su índole es espiritual y por tanto viril. La mujer, como todo animal doméstico, pretende la inmovilidad. El amigo nutre la magia y prepara la fuga. Un amigo puede mentir, traicionar, alejarse. Un amigo no tiene que estar cuando es necesario, no tiene que compartir tu dolor, no tiene que respetar a la mujer que amas, no tiene que hacer nada en absoluto. El peor crimen no es irse, el pero crimen es fingir. Cuando el amigo muere hay dolor y vacío, también alivio, alivio de saber que no volverás a sentir esa clase de dolor y vacío. No se extraña lo que se tiene adentro: escuchas mil veces la misma canción y la botella dura una eternidad.”

7 comentarios:

Martín dijo...

Hoy ando nostálgico y subrayo esta parte: "Me gusta esta revista. En primer lugar porque la hacen mis amigos. Y uno es incondicional con los amigos. Sobre todo, con los buenos amigos"
Besos y abrazos a todos ellos y ellas.

Y esta parte es buenísima "Me gusta porque, con el tiempo, los anónimos ya no lo son tanto.". Me gusta que el editor principal se encargue a veces de desanoninimizar esos textos, es parte del trabajo de publicar anónimos.

David dijo...

me comentan en Barcelona si el texto del final no es algo misógino...

Marc dijo...

es posible que sea algo misógino...
es probable que el frío bogotano tenga algo que ver...
es seguro que no he pasado una buena noche...

al menos ganó el Barça...

Anónimo dijo...

Excelente escrito Marc, me encantò. Es fresco, sincero, con chispa, tiene música.
Pero ese texto de cierre..., bueno, pues..., no creo que el amor humille a un hombre, ni que la amistad sea una potestad exclusiva de los hombres.Vaya..., debe haber sido escrito por algún retorcido.

Briquette dijo...

Uff..., y esta vez con mi nombre...
Excelente escrito Marc, de verdad me gustò. Es fresco, sincero, con chispa, tiene música.
Pero, pues..., no creo que el amor humille a un hombre, ni que la amistad sea una potestad exclusiva de los hombres.Vaya..., debe haber sido escrito por algún retorcido..., y misógino. Ciertamente.

María Antonia dijo...

Y en la foto, el trío calavera.

Sara Rojas dijo...

me recuerda el comentario de un alumno de PAULINA ALEMPARTE (la chica de la foto)http://www.flickr.com/photos/10165510@N04/3174460663/
Ella le pregunto por el amor ha una mujer...él en septimo Basico ya tenia claro que una mujer...era solo un espejismo...un encantamiento que te vuelve estupido..dijo convencido!
ella me lo conto dias despues tomando una taza de cafe, cerca de la estufa...ambas trabajamos tarde...
saludos.