jueves, 18 de diciembre de 2008

diciembre peludo 6


Riquelme es uno de los grandes futbolistas de los últimos años. Para algunos el mejor. Tuvo la desgracia de recalar en el Barça en los años oscuros. El representante del Opus Dei que ejercía de presidente en esa época, en un extraño momento de lucidez, lo fichó. En ese equipo vulgar, con jugadores como Rochemback, Cristanval o Reitziger a su lado, y con Van Gaal de entrenador, poco pudo hacer. Desde hace unos años lidera al Boca Juniors, su equipo de toda la vida. Me viene todo esto a la cabeza cuando leo, en el colectivo 152, rumbo a la Boca, esta noticia en el periódico CRÍTICA.
“El bondi, el tango, el dulce de leche, la birome y el corralito financiero son marcas registradas de la Argentina. En un futuro cercano, la FIFA deberá certificar el nacimiento de una nueva invención criolla: el aerosol futbolero, que dio buenos resultados en la Primera B Nacional y será usado a partir del año próximo en las canchas de Primera División. Es una buena noticia para Juan Román Riquelme: ya no va a tener que protestarle al árbitro antes de acariciar la pelota. Los que no respeten la distancia serán sancionados inmediatamente, sin necesidad de un telebeam.”
Un aerosol para las faltas al borde del área. Fantástico. Dejo la noticia completa.
http://www.criticadigital.com.ar/impresa/index.php?secc=nota&nid=16876

Más fútbol. En un quiosco en la calle Florida compro la película que Kusturica ha hecho sobre Maradona. Me esperaba más del amigo serbio. El bueno de Emir se dedica a perseguir durante dos años a Diego Armando por todo el planeta y sí, consigue filmar algunos buenos momentos, pero le queda un documental bastante caótico y poco original. Demasiado fanatismo. Aunque para fanatismo, o papanatismo, los de la iglesia maradoniana http://www.iglesiamaradoniana.com.ar.
Una boda bajo el rito del 10 es quizás el momento más delirante de la película. La iglesia tiene sus adeptos, sus festividades (el 22 de junio las pascuas maradonianas y el 29 de octubre nochebuena y navidad maradoniana) y sus oraciones. Adjunto el Padre nuestro. Oremos.

Padre Nuestro (y es nuestro de verdad)
Diego nuestro que estas en la tierra,
santificada sea tu zurda,
Venga a nosotros tu magia,
háganse tus goles recordar,
así en la tierra como en el cielo.
Danos hoy una alegría en este día,
y perdona aquellos periodistas
así como nosotros perdonamos a la mafia napolitana.
No nos dejes manchar la pelota
y líbranos de Havelange..
Diego

6 comentarios:

Martín dijo...

Todos los taxistas argentinos son dueños de la verdad, de lo que pasa en el mundo y en el resto de Argentina. Hace poco uno de ellos dijo que "el cangrejo" Riquelme (así lo llamo yo cariñosamente por la rápidez de su jugada y por siempre ir con la pelota hacia adelante) "es un mal necesario". Estuve de acuerdo a medias, porque sí que es un mal, pero necesario no.

¡Unidos por una selección sin Riquelme! jejeje.

Anónimo dijo...

Riquelme ante el juez

http://www.elpais.com/articulo/deportes/lios/Riquelme/elpepudep/20081218elpepudep_11/Tes

Maito dijo...

Riquelme habría podido ser un gran jugador de haber tenido una pizca de alegría en su físico.

Martín dijo...

Chupeta de ajo.

Maito dijo...

Dale alegría a su cuerpo Marcaellas.

Marc dijo...

En eso estoy Maito, en eso estoy, feliz anti-navidad desde Bogotá, Caracas, Baires....