martes, 5 de agosto de 2008

Agosto Musical 2


Lunes de ensayos. Estoy preparando un nuevo montaje teatral. Unos textos de Rodrigo García que siempre quise trabajar. Uno de ellos lo protagonizará Jimena Durán. Curioso. Otra Durán que se cruza en mi vida. En “La Cena”, en Miami, trabajé con Estefanía y Raúl Durán. http://asumetubarranco.blogspot.com/2005/08/hoy-recib.html. Seis años después, en Bogotá, es Jimena, de los Durán de toda la vida, quién aporta el veneno interior necesario para afrontar una obra así. A Jimena la hemos bautizado cariñosamente como la cumbiera intelectual, en honor al gran tema de Kevin Johansen, quien creo que anda por Caracas estos días. Media Macarena tararea la canción “yo no quiero que pienses tanto, cumbiera intelectual…”, a su paso (como los de la foto) acompañada de Negro, su perro-caballo, mientras recita el texto “pensar con la cabeza de otro”. Hablando de perros, hace unos días, en una tarde tonta y fría asistí a dos peleas casi simultáneas. Una, la de Negro contra dos desaprensivos perros que osaron acercársele. Otra, a cara de perro también, entre sus dueños: Margarita (la mamá de Jimena) y un señor mayor que paseaba a esos chuchos sin cadena. El diálogo, de alto nivel intelectual, fue algo así:
- ¡Viejo potroso! ¡Llévese a sus perros!
- Pobre marido el suyo…
- Yo no tengo marido. ¡Tengo perro!
- Seguro que lo tiene amargado…
- ¡Huevón! ¡¡¡¡¡Viejo potroso!!!!!! (se oían los gritos desde el parque de la 93 por lo menos)
No sabría decir cuál de las dos peleas fue más terrorífica…
Hablando de cumbieras, aquí dejo el link con el video-clip oficioso de la canción, made in Perú: http://www.youtube.com/watch?v=2zd114b3FBs&feature=related

Margarita fue amiga del poeta Raul Gómez Jattin, sobre quien José Antonio de Ory escribió un libro, “Ángeles clandestinos”, en el que algunos de sus amigos dan testimonio de su vida. Uno de ellos es su sobrino Miguel Gómez que recuerda especialmente un consejo que su tío les dio una vez: “si quieres a una mujer quiérela de tal manera que la dejes de querer antes que ella no te quiera. Porque esto del querer es lo mismo que el reñir, o es necesario matar o es necesario morir. Al que mata, lo encierran, pero lo indultan después. Pero el que muere, ya ves, al que muere lo entierran.” Además de consejos, escribió grandes poemas, como éste.

CONJURO
Los habitantes de mi aldea
Dicen que soy un hombre
Despreciable y peligroso
Y no andan muy equivocados

Despreciable y peligroso
Eso ha hecho de mí la poesía y el amor

Señores habitantes
Tranquilos
Que sólo a mí
Suelo hacer daño

3 comentarios:

María Antonia dijo...

Duran mucho los Durán, Durarán.

Anónimo dijo...

Despues de leer tus mil quinientos posts de cómo te estás bebiendo y gozando Bogotá debo decir que este poema ha justificado toda acción macabra de tu parte por tratar de desgastar la paciencia ante los relatos de un amigo apreciado.
E.

Anónimo dijo...

Arrechisimo el Piojo Johansen el pasado sabado en Corp Banca, y muy
generoso...nos regaló 28 piezas. La banda "The Nada" muy buena...Por
supuesto cuando arrancó con la Cumbiera, la locura fue total!
saludos
a.